Detienen a un hombre por violar a su “hijastro” entre 2014 y 2017

Tiene 33 años y está acusado de abusar sexualmente del hijo adolescente de su ex pareja, con la que convivió en un domicilio del barrio Bernardino Rivadavia hasta la separación.

Un hombre de 33 años fue detenido este lunes por violar al hijo adolescente de su ex pareja entre 2014 y 2017, cuando los tres convivían en el barrio Bernardino Rivadavia.

El caso es investigado por el fiscal Leandro Arévalo, quien ordenó el allanamiento donde trabajaba el sospechoso. El juez de Garantías, Juan Tapia, autorizó el operativo, que fue realizado por personal de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI).

Ahora, el acusado deberá aguardar en la Alcaidía Penitenciaria Nº 44 de Batán mientras avanza la causa judicial. En ese marco, se espera que en las primeras horas de hoy sea conducido a Tribunales para declarar como imputado.

Todo comenzó días atrás, cuando la mujer de 30 años se separó de su ex pareja y comenzó a notar comportamientos extraños en su hijo. Al finalizar la relación por otros motivos, el adolescente y su madre se mudaron a la casa de un familiar en la zona sur de la ciudad.

Ya en esa vivienda y ambos alejados del hombre, la mujer advirtió conductas en el menor, actualmente de 14 años, que le resultaron extrañas. De a poco, logró que su hijo le contara lo sucedido.

De inmediato, realizó la denuncia ante la policía y se inició una investigación judicial. En esa línea, al adolescente se le realizaron análisis médicos que confirmaron que presentaba lesiones compatibles con el abuso sexual. Esas pruebas, sumadas los dichos de la víctima, hicieron que el fiscal Arévalo ordenara el allanamiento y la detención del sospechoso.

Si bien los uniformados de la DDI concurrieron al domicilio del hombre, no lo encontraron allí y se dirigieron a su lugar de trabajo, donde finalmente lo atraparon. De acuerdo a la información que trascendió, en medio del hermetismo típico de estos casos, se supo que el detenido fue imputado por el delito de “abuso sexual con acceso carnal agravado”.

Conforme se desprende de la investigación, los hechos habrían ocurrido entre 2014 y 2017. Es decir que se iniciaron cuando la víctima era tan sólo un niño de 11 años y su madre, separada de su padre, había formado pareja y ambos convivían con el presunto abusador en una casa del barrio Bernardino Rivadavia.

LA CAPITAL

No hay comentarios :