EL ESPANTO DE UNA CIUDAD SIN PODER Y SIN ORDEN


Media hora antes de que comenzara la sesión especial para debatir la reforma jubilatoria, agrupaciones de izquierda empezaron a arrojar piedras, palos y bombas molotov a un cordón de oficiales de la Policía de la Ciudad que custodiaban el vallado que rodea al Congreso de la Nación. Pero los episodios de violencia no se limitaron a las cercanías del palacio legislativo, ya que poco después se trasladaron a la zona de 9 de Julio y Avenida de Mayo.

Entre los manifestantes se pudo ver a personas encapuchadas con gomeras y otras armas caseras atacando a los efectivos policiales. La guardia de infantería se limitó a armar una línea con escudos para evitar el avance de los violentos.  No respondieron con gases lacrimógenos o balas de goma, como sucedió el jueves de la semana pasada. Utilizaron en cambio cartuchos de pintura similares a los que se usan en paintball. 


Quince efectivos fueron trasladados con heridas, mientras que tres decenas de personas fueron detenidas, indicaron fuentes de la cartera de Seguridad.

No hay comentarios :