Desbaratan banda narco y aseguran que su líder controlaba todo desde la cárcel

graCerca de 20 allanamientos se llevaron a cabo después del mediodía en viviendas y negocios informales del barrio Los Pinares, La Herradura y Florentino Ameghino.

Ocho personas fueron aprehendidas, entre ellas seis mujeres, acusadas de formar parte de una banda cuyo líder se encuentra detenido en la cárcel de Batán, en donde se realizaron dos de los diecisiete allanamientos ordenados esta tarde por la Justicia.

El operativo lo denominó la policía “Castillo Blanco”, un juego de palabras entre la cocaína y el apellido del principal familiar investigado. Es que el cabecilla de esta organización, que según el fiscal Leandro Favaro controlaba la venta en los barrios Los Pinares, La Herradura y la zona de Colombia al 1200, se llama Darío Castillo, un delincuente con amplio prontuario que está alojado en la Unidad Nº15 de Batán.

Además entre las mujeres detenidas se distinguen dos de sus hermanas, Natalia y Daniela Castillo, quienes están acusadas de asumir el rol de líderes ante la estadía de Darío en la cárcel.

La investigación se había iniciado en 2015 pero no había avanzado y se reactivó en junio de este año, y contó con el impulso de una minuciosa labor de la Fiscalía  con el apoyo en la calle de la Delegación local de Investigación de Drogas Ilícitas y Crimen Organizado a cargo del comisario Gustavo Berdini.
Durante los allanamientos, en el que debieron usarse como refuerzos grupos de Infantería, DDI, Halcón y el GAD, se lograron secuestrar 100 envoltorios de cocaína, 150 mil pesos, 20 teléfonos celulares, un arma de fuego, balanza de precisión y al menos un automóvil.
Para la fiscalía está absolutamente probado por las tareas de inteligencia que la organización de narcomenudeo operaba de manera sincronizada, con sitios de venta, otros de acopio y guarda de droga y con roles asignado a distintas personas. “A través de la utilización de celulares impartía las directivas para el resto de los miembros de la organización –indicaron las fuentes- que tenían a su cargo el traslado del material estupefaciente hacia los puntos de venta, o para el fraccionamiento y venta propiamente dicha”.

Las hermanas Castillo habrían recibido ayuda de un hombre detenido esta tarde también, quien se encargaba de regentar los puntos de ventas y -en muchos casos- recaudar el dinero de las transacciones.

Uno de los domicilios investigados, el de Colombia al 1200, el 7 de abril pasado había sido allanado tras una denuncia y en el lugar había descubierto 113 gramos de cocaína, además de elementos de corte. Un hombre que fue detenido en ese momento hoy se encontraba en libertad y volvió a quedar a disposición de la Justicia.

El 15 de febrero último se habían allanado varios domicilios vinculados a Darío Castillo y en uno de ellos, de Unamuno y Strobel se habían secuestrado 455 gramos de marihuana y 150 gramos de cocaína.

Las viviendas allanadas se emplazaban en: Victoriano Montes  33, una casa de comidas, y las viviendas ubicadas en Colombia al 1200, Rivadavia al 12200, Rivadavia al 11800 y Balcarce al 9900. También se requisaron dos celdas de la UP 44 Batán.

De forma simultánea, este jueves el personal policial allanó los inmuebles ubicados en Guayana al 1200, 11 de septiembre al 9900 y Balcarce al 9900 en las que secuestraron una importante cantidad de droga.

PARTE POLICIAL

Operativo “Castillo blanco”: cae banda que comercializaba droga y era dirigida por su líder desde la cárcel

Se allanaron 20 domicilios y una celda en el complejo penitenciario de Batán. Vendían en casas particulares, una rotisería y hacían delivery. Secuestraron 130 mil pesos.

Dos causas que se tramitaron de manera simultánea en la fiscalía de Estupefacientes permitieron desbaratar a una banda que comercializaba estupefacientes en distintos domicilios, en una casa de comidas para llevar y que también hacía delivery”. Aunque su  líder estaba detenido, dirigía telefónicamente la operatoria desde el complejo penitenciario de Batán.

En el marco de una operativo denominado “Castillo blanco” este jueves personal de la Dirección de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas encabezó con el apoyo del grupo Halcón, DDI e Infantería realizó veinte allanamientos en los que detuvieron a dos mujeres,  aprehendieron a seis hombres y secuestraron 130 mil pesos, más de cien envoltorios de cocaína, celulares, una balanza y un que se utilizaba para la comercialización.

La investigación a cargo de los fiscales Daniela  Ledesma y Leandro Favaro estableció que al  menos desde octubre de 2015 Darío, Natalia y Daniela Castillo comercializaban cocaína y marihuana fraccionada, en forma habitual y organizada, en varios domicilios de manera directa y a través de otras personas.

Según los datos que allegados a la causa le confirmaron a FIGA ALVARADO, Natalia Castillo y Darío Castillo lideraban la organización, incluso cuando el hombre quedó detenido. “A través de la utilización de celulares impartía las directivas para el resto de los miembros de la organización –muchos de los cuales están  identificados- que tenían a su cargo el traslado del material estupefaciente hacia los puntos de venta, o para el fraccionamiento y venta propiamente dicha”,  señalaron.

Con el aval de la Justicia de Garantías, personal de la Dirección de Investigaciones del Tráfico de Drogas Ilícitas, se allanó una casa de comidas en Victoriano Montes al 100 y las viviendas ubicadas en  Colombia al 120, Rivadavia al 12.200, Rivadavia all 11.800 y Balcarce al 9900 en las que secuestraron cocaína fraccionada y elementos  de interés para la investigación.

Los investigadores pudieron probar que ante la ausencia  temporal de Natalia Castillo fue su hermana Daniela quién asumió el  liderazgo para seguir comercializando y administrando la venta de estupefacientes.  “En ese momento la mujer fue ayudada por un hombre -identificado como José María Lamanuzzi- que se encargó de regentar los puntos de ventas y -en muchos casos- recaudar el dinero de los mismos”,  señalaron.

Una segunda causa que se inició en agosto de este año permitió confirmar que otras tres personas –identificadas como Yésica Fernández, Marisa Campero y Patricia Chavez- también comercializaban estupefacientes en el barrio Florentino Ameghino en tres domicilios particulares y mediante la modalidad de envíos a domicilio.

De forma simultánea, este jueves el personal policial allanó los inmuebles ubicados en Guayana al 1200, 11 de septiembre al 9900 y Balcarce al 9900 en las que secuestraron una cantidad de droga no precisada hasta el momento.

Todos los detenidos quedaron alojados en la Unidad Penal 44 de Batán y en las próximas horas  podrían declarar en Tribunales.

No hay comentarios :