Avanza la investigación por el caso del ex convicto descuartizado

Se enviaron partes del cuerpo a laboratorios para intentar determinar cómo fue asesinado Luciano Provenzano. No hay hipótesis firmes pero sí un avance mantenido en reserva por los investigadores.

El autor del asesinato y descuartizamiento del ex convicto Luciano Manuel Provenzano (34) debió hacer su tarea en un espacio reducido que, según estimaciones de los investigadores, se ubicaría en la cercanías del hallazgo.
Así surge del informe con el que ya cuenta el fiscal Alejandro Pellegrinelli y que se basa en la labor de los peritos de Policía Científica.
La causa de la muerte de Provenzano, cuyos restos aparecieron en bolsas de residuos en la vereda de una obra en construcción, no pudo ser determinada en la autopsia y ahora se deberán aguardar los resultados de laboratorio al que fueron remitidas algunas de las partes halladas.
Si bien la autopsia no ayudó en ese sentido sí permitió conocer ciertas caraceterísticas de la persona que realizó el descuartizamiento. “Habilidad y velocidad”, dijo una fuente investigativa a este medio sobre el depostador. Se sospecha que el escenario del crimen pudo haber sido un departamento de la zona.
Por averiguaciones al entorno de Provenzano se conoció que hasta hacía poco había vivido con otro hombre en un inmueble cercano a Tribunales y que la relación había acabado tras una pelea. Este dato, que aún resta corroborarse en todos sus detalles, podría ser importante para lograr más avances en la investigación.

El hallazgo

El lunes por la tarde, cerca de las 18, dos cartoneros que revisaban bolsas de basura frente a una obra en construcción de Brown al 1700 dieron con restos humanos antes el asombro y natural nerviosismo.
Personal de la comisaría segunda se hizo presente y confirmó el hallazgo, mientras que el fiscal Alejandro Pellegrinelli ordenó las primeras medidas para intentar la identificación. De las bolsas negras de consorcio se rescataron las dos manos, antebrazos, pantorrilas y parte del tronco. Horas más tarde las huellas dactilares incorporadas a la base de datos AFIS entregaron la confirmación de que se trataba de Provenzano, un delincuente de baja monta que había tenido dos causas previas por robo, una de ellas con condena de 3 años de prisión.
Por el momento no hay hipótesis firmes porque, sencillamente, no se sabe siquiera cómo fue asesinado Provenzano. El dato más trascendente es el que sostiene que fue visto el viernes por la noche y por lo tanto podría situarse la fecha del crimen en el día domingo. “El sangrado en las partes recuperadas y el nivel de coagulación permiten inferior que la vitalidad se perdió aproximadamente entre las 24 horas antes al hallazgo”, dijo una fuente.
En cambio se supo que hay una línea de investigación reservada que podría pasar a ser gravitante en las próximas horas y allanar el camino hacia el esclarecimiento.

LA CAPITAL

No hay comentarios :