Un nene murió al caer del séptimo piso de un edificio y su padre intentó suicidarse

El pequeño estaba jugando en una habitación de su departamento cuando se le cayó un juguete al vacío. El papá intentó matarse en el mismo lugar con el gas abierto.

Un niño platense con síndrome de down murió el pasado miércoles tras caer desde el séptimo piso de un edificio de ciudad de La Plata.

El accidente ocurrió alrededor de las 21 en el inmueble ubicado en la calle 9 entre 55 y 56.

Según informó la Policía, la víctima estaba jugando en una habitación de su departamento, que da a un patio interno, cuando se le cayó un juguete. Quiso asomarse para ver dónde estaba, perdió el equilibrio y se desplomó.

En esas circunstancias, “tal vez sin poder entender la peligrosidad de la maniobra, se asomó por la ventana, perdió el equilibrio y cayó al vacío”, explicó un investigador.

Tras el accidente, el pequeño de 7 años fue traslado de urgencia al hospital de Niños. Sin embargo, cuando arribó al centro asistencial, los médicos confirmaron que ya había fallecido.

Los voceros indicaron que el chico estaba junto a su padre, de 38 años, y su pareja, de 32.

A raíz de lo sucedido, el papá de la víctima fue encontrado este viernes inconsciente en el departamento de la tragedia, cerca de las 22.30.

Los voceros explicaron que “no lo podían ubicar por ningún lado”, hasta que recibieron una denuncia por la existencia de un fuerte olor a gas en el séptimo piso del edificio de 9 entre 55 y 56. “La Policía rompió la puerta y se encontró con ese terrible cuadro”, describieron.

Inmediatamente, lo llevaron al Policlínico San Martín donde pudo ser estabilizado.

Por su parte, la hermana del niño publicó varios posteos en Facebook vinculando directamente a su padre con lo sucedido con Renzo. Lo acusó de haberlo “golpeado” en reiteradas ocasiones junto a su actual pareja.

En su denuncia pública, la medio hermana de Renzo (por parte de madre) aseguró que el nene “vivió siete años en un dúplex y no se acercaba a una ventana ni de casualidad” y que volvía de la casa del padre “todo golpeado”.

LA CAPITAL

No hay comentarios :