Condenan a 15 años de prisión a un falso pastor violador de cuatro chicos

La Justicia lo encontró penalmente responsable del delito de "abuso sexual con acceso carnal" a Miguel Angel Cuevas. Fue declarado además reincidente, ya que en abril de 2001 había sido condenado por abusar de dos menores.

Un hombre que se hacía pasar por pastor evangélico fue condenado a 15 años de prisión por haber violado a cuatro chicos de entre nueve y 13 años en esta ciudad, informaron fuentes judiciales.

Miguel Ángel Cuevas (55) fue condenado tras ser hallado penalmente responsable del delito de “abuso sexual con acceso carnal” contra cuatro menores entre 2013 y 2016, agravado por “sometimiento sexual gravemente ultrajante para la víctima y por haber sido cometido por un ministro de un culto reconocido”.

El fallo fue dictado ayer por el juez Juan Manuel Sueyro, del Tribunal Oral Criminal 3, tras la homologación de un acuerdo alcanzado entre la defensa y la fiscalía mediante un juicio abreviado.

El procedimiento fue acordado entre las partes para evitar la “re victimización que podría suponer para los menores la realización de un debate oral, pese a que en esa instancia podría haberse alcanzado una pena más alta”, explica el texto.

Según el fallo, quedó probado que Cuevas “aprovechaba sus vínculos con una iglesia evangélica” de la zona oeste de la ciudad para ganar la confianza de los menores que asistían con sus familias y “abusaba de ellos en su domicilio, situado en la calle República del Líbano al 2500, y en terrenos descampados de avenida Colón al 10800”.

“Cada niño describió el modo en que Cuevas logró la seducción, mediante regalos o actividades entretenidas. Dijeron que los llevaba a su casa y también a ‘cazar patos’ a ese sector semi rural, así como el modo en que cometió los abusos”, señaló Sueyro.

El magistrado consideró “acreditada la ocurrencia de los cuatro hechos” por los que la fiscal de la causa, Andrea Gómez, había pedido la elevación a juicio del caso.

“Se trató de niños que, en todos los casos, contaron con menor posibilidad de resistir la estrategia de seducción que desplegó el acusado”, explicó el magistrado.

Y continuó: “Para cualquier ciudadano, para la fiscal y también para mí, esos 15 años parecerían ser poca pena para quien ha cometido tantos y tan graves delitos, pero también es cierto que ese número es el máximo previsto por la ley procesal”.

“La otra alternativa era la del debate oral y público, en cuyo marco sí podría imponerse una sanción mayor, pero ese camino puede generarle graves consecuencias a los niños”, enfatizó.

Cuevas fue declarado además reincidente, ya que en abril de 2001 había sido condenado por abusar de dos menores.

Los nuevos casos de abuso del falso pastor comenzaron a descubrirse el 26 de marzo de 2016, cuando la madre de una de las víctimas realizó una denuncia en la Comisaría de la Mujer, y allegados de la víctimas apedrearon la vivienda del acusado.

Cuevas fue detenido al día siguiente y trasladado al Penal de Batán, donde permanece alojado desde entonces y donde deberá cumplir condena hasta “el vencimiento de la pena impuesta” en esta oportunidad, que “operará el 26 de marzo de 2031”.

No hay comentarios :