Atraparon a un falso psiquiatra que huyó de Córdoba y se ocultó en Chapadmalal

Tenía una rotisería en Batán y había alquilado una vivienda en Estación Chapadmalal. Estaba prófugo desde el mes de mayo. Lo acusan de ejercicio ilegal del arte de curar, estafa reiterada y falso testimonio.

Se trata de Daniel Sigaloff (60) sobre quien pesaba desde el mes de mayo pasado una orden de captura librada por los tribunales de Río Tercero a pedido del fiscal Alejandro Carballo.

La detención fue realizada esta noche por personal de la Policía de Córdoba con colaboración de la DDI de Mar del Plata en una casa ubicada en calle 515 entre 1 y 3.

De acuerdo a información publicada tiempo atrás por La Voz del Interior, Sigaloff habría ejercido ilegalmente la profesión médica durante más de una década trabajaba en esa zona de la provincia mediterránea.

Pero también se menciona que se desempeñó años atrás en Mar del Plata, además de Santa Fe, Brasil y Paraguay.

Desde el mes de mayo se lo buscaba y LA CAPITAL pudo saber que se afincó en Chapadmalal en el mes de junio al alquilar al casa. Pero además había montado una rotisería en Batán que explotaba desde entonces.

El caso quedó al descubierto durante un juicio laboral, donde surgió la sospecha a partir de certificados médicos firmados por Sigaloff. Los investigadores determinaron que el hombre no tenía matrícula habilitante de ninguna de las profesiones, de las cuales ofrecía servicios y hasta formaba parte de organizaciones en la región.

Otra pista que se sigue -aseguraba el diario cordobés- es si habría firmado certificados médicos a varios policías de Río Tercero y zona, algunos ya retirados, con algún rango superior.

La fiscalía lo investigaba por los supuestos delitos de ejercicio ilegal del arte de curar (artículo 208), estafa reiterada y falso testimonio. Fue entonces, promediando el mes de mayo, que se dio a la fuga y se iniciaron tareas de inteligencia para ubicarlo.

En los últimos días la policía cordobesa lo localizó en Chapadamal y esta noche, con colaboración local, logró detenerlo.
LA CAPITAL

No hay comentarios :