Absuelven a acusado de intentar matar a su pareja embarazada: una historia atravesada por el abuso de drogas

Los hechos que se le imputaban no se acreditaron en el debate. La mujer reconoció que se había autolesionado. Elevaron copia de la sentencia a un Tribunal de Familia.

El Tribunal Oral en lo Criminal 1 absolvió a un hombre de 34 años que estaba acusado de intentar matar a su pareja embarazada durante una discusión que mantuvieron en la vivienda que comparten en el barrio San Martín al considerar que los hechos imputados no pudieron acreditarse. Los informes médicos y la declaración de la mujer concluyeron que las lesiones denunciadas oportunamente habían sido autoinfligidas.

En el debate a cargo de los jueces Aldo Carnevale, Pablo Viñas y Facundo Gómez Urso se ventiló una historia en la que el abuso de drogas y las acciones provocadas por el mismo atravesaron cada una de las declaraciones de la víctima, del imputado, de su familia y de los profesionales que se presentaron como testigos.

Los hechos que terminaron con la detención de J.M.S. ocurrieron la madrugada del 2 de agosto de 2016 en la vivienda ubicada en Echeverría al 2200. En esa oportunidad la mujer –identificada como A.S.M. -sostuvo que su pareja la había golpeado en presencia de sus dos hijos y que ella se había defendido tomando un trozo de vidrio y clavándoselo en el abdomen.

Durante el debate la mujer explicó que esa noche habían tomado cocaína y alcohol con su pareja y que a las cinco y media de la madrugada ella decidió salir para seguir consumiendo. Al no tener dinero tenía pensado ir a un asentamiento cercano e intercambiar sexo por drogas con algún “transa”. Eso generó que empezara a discutir con J.M.S., y a forcejear hasta que terminó hiriéndolo con un vidrio en el abdomen.

Quince días después del hecho, la mujer declaró en fiscalía que ella había agredido al hombre y que la denuncia que había formulado no era verdadera. Según los jueces, “la extrema violencia de A.S.M. tanto hacia su persona como hacia terceros” se acreditó con su propia declaración, la de su familia y del imputado. “El contexto de mutuas agresiones se encuentra comprobado por esas mismas pruebas”, agregaron.

Los jueces señalaron que los hechos se dieron como consecuencia de una historia de adicciones y consumo de drogas duras por parte de la pareja. “La madrugada de los hechos transcurrió como muchas otras, signada por el consumo de cocaína y alcohol. La dinámica de discusiones entre ambos y sus caracteres violentos contaba con antecedentes y con prueba que la ha demostrado”, señalaron.

Antes de dictar veredicto absolutorio, el Tribunal sostuvo que el desenlace a esa dinámica no podía ser diferente al sucedido. “Dos personas sumergidas en la droga, al punto de consumir noches y noches y de intercambiar sexo por sustancia, abandonando a los hijos menores a la buena de Dios, no podían terminar sino como aquí se ha probado, rozando lo más bajo de la condición humana”, concluyeron.

Sin que pudiera comprobarse la materialidad de la acción descripta por el fiscal Alejandro Pelegrinelli, los jueces absolvieron a J.M.S. en orden del delito de homicidio doblemente agravado en grado de tentativa. En virtud del contexto verificado al a fecha del hecho, remitieron copia al Tribunal de Familia competente a fin de que arbitre los medios para evaluar la situación actual de los menores de edad.

0223

No hay comentarios :