Piden la absolución de un empresario marplatense acusado de narcotráfico

Alejandro Pennisi llegó a juicio en Rawson imputado por “almacenamiento de droga”, pero para el fiscal las pruebas del debate demostraron que no tuvo participación en el transporte de 110 kilos en cajas de langostinos de la empresa “Poseidón” de la que él era el presidente.

El fiscal que lleva adelante el juicio por el transporte de 110 kilos de cocaína disfrazados en cajas de langostinos de la empresa Poseidón, en su alegato pidió absolver al empresario marplatense Alejandro Pennisi por considerar que las pruebas durante el debate demostraron que él no tuvo participación en el hecho.

De esta manera, y si el Tribunal Oral en lo Federal de Rawson avala lo expuesto por el fiscal, se terminaría un proceso que comenzó en 2013 y que habría tenido  a Pennisi injustamente imputado por el delito de almacenamiento de droga.

El abogado que defendió durante el debate a Pennisi, César Sivo, explicó a LA CAPITAL que “durante el debate se demostró que no había pruebas para culpar a Pennisi, las cosas que se hicieron se realizaron a sus espaldas y terminó involucrado injustamente en una causa por narcotráfico”.

Pennisi era el encargado comercial de la pesquera de Puerto Madryn Poseidón y, además, figuraba como presidente. Sin embargo, por lo ventilado en el debate apoyado en pruebas como grabaciones telefónicas y cruces de llamadas, demostrarían que no tuvo relación alguna con la maniobra para transportar 110 kilos de cocaína en cajas de langostinos.

“Pennisi estuvo detenido, excarcelado y con restricción de su libertad. Estuvo señalado, sabiéndose inocente, estuvo marcado por una imputación de almacenamiento de droga”, expresa el abogado Sivo, con confía en que los jueces decidan en la misma línea que el fiscal.

Por otra parte, el fiscal en su alegato sí pidió penas para el resto de los cuatro imputados que van desde los 8 a los 12 años de prisión.

El día 10 de junio de 2013 a raíz del hallazgo de 110 kilos de cocaína en la Cámara Nro. 5 de la empresa pesquera “Poseidón” ubicada en la Ciudad de Puerto Madryn disimulados en cajas que contenían langostinos, los cuales habían sido previamente enviados desde la empresa Mar Pesca Azul de la Ciudad de Mar del Plata.

Dicho hallazgo señalado motivó las posteriores detenciones de Omar “Cura” Segundo –propietarios de Poseidón- y el marplatense y Alejandro Pennisi, gerente; Nicolás Seoane –broker pesquero-, Juan Eduardo Burgos y Alfredo Aranda Barberá –ambos ligados a la firma Mar Pesca Azul Argentina-, quienes se encuentran hoy sometidos a Juicio Oral.

La sustancia estupefaciente hallada tenía como destino final España, más precisamente a la empresa Royal Peche SL, propiedad de Salvador Parra Gómez, respecto de quien el país citado denegara su extradición para ser juzgado por las autoridades judiciales argentinas.

LA CAPITAL

No hay comentarios :