La justicia ordenó matar a un perro rottwailer

Que les causó graves lesiones en sus rostros a dos niñas en San Rafael, Mendoza.
La justicia mendocina ordenó matar a un perro de raza Rottwailer que les causó graves lesiones en sus rostros a dos niñas de unos dos años de edad, en dos hechos diferentes ocurridos en la ciudad mendocina San Rafael, tras no lograrse la rehabilitación del animal en distintos organismos consultados.


Según se informó hoy desde la Justicia provincial, la orden, ya cumplida, fue impartida por al fiscal correccional de San Rafael, Florencia De Diego, quien dio lugar a la sugerencia realizada por personal de Zoonosis al comprobarse en el animal, agregó, “agresividad en su comportamiento y ver a los niños de su tamaño como presas de caza”.

En diciembre del año pasado, “el perro de raza Rottwailer de nombre `Conan´ escapó de su hogar y atacó en la vía pública a una menor de un año y ocho meses que caminaba por la calle, a quien le provocó una deformación permanente y pérdida de masa en el rostro y lesiones leves a la madre que caminaba junto a ella e intentó defenderla”.

Ante este primer episodio, por decisión de sus dueños, el animal fue entregado a una persona que poseía un lugar que cumplía con las medidas de seguridad pertinentes para su tenencia, luego de haber estado alojado en Zoonosis de la Municipalidad de San Rafael el tiempo que por protocolo corresponde.

Empero, el 5 de junio pasado, el animal “sorteó las medidas de seguridad del espacio donde estaba alojado y volvió a atacar a una niña vecina de dos años de edad, a quien le provocó graves heridas en la cara: pérdida de piezas dentales, lesiones graves que pusieron en riesgo la vida de la víctima”, detallaron desde la Fiscalía.

Según se informó esta tarde desde el ministerio Público Fiscal, “se solicitaron informes y pericias a Zoonosis, organismo que informó que el animal era un riesgo para las personas al haber realizado dos ataques contra menores de edad y solicitaron que se tomen medidas”.

En otro informe, según se detalló, “el personal veterinario de Zoonosis concluyó que el animal era potencialmente peligroso y sugerían la eutanasia, por lo cual se dio intervención a la secciones Canes de la Policía de Mendoza para incorporarlo a esa dependencia, propuesta que no fue posible “debido al carácter dominante del perro”.

Entre las medidas dispuestas por la fiscal para evitar el sacrificio, se recurrió a una adiestradora profesional cuyo informe determinó que había imposibilidad de que el animal pudiera someterse a un plan de rehabilitación como consecuencia de su agresividad, su comportamiento y en particular porque ve a los niños de su tamaño como presa de caza y se dio intervención a tres sociedades protectoras de animales que, si bien no avalaron la eutanasia, no dieron ninguna propuesta alternativa”, indicaron desde la justicia.

Según se informó, “la eutanasia se concretó el pasado viernes por veterinarios de Zoonosis, siguiendo de manera estricta el protocolo correspondiente”.

La Fiscalía también informó hoy que “las condiciones de encierro en las que se encontraba el can atentaban contra la dignidad de cualquier ser vivo”.

LA CAPITAL

No hay comentarios :