Detienen al policía acusado de darle protección a una banda “narcovip” de la ciudad

El efectivo ya había sido notificado de la imputación en su contra el 8 de este mes pero en ese momento no fue apresado ya que, enterado de las allanamientos que se iban a realizar, interpuso un pedido de eximición de prisión.

Un policía que cumplió funciones en la División Antidrogas de la policía bonaerense fue detenido este martes  acusado de cobrar importantes sumas de dinero para brindarle protección a una banda vip que fue desarticulada en febrero.

El efectivo ya había sido notificado de la imputación en su contra el 8 de este mes pero en ese momento no fue apresado ya que, enterado de las allanamientos que se iban a realizar, interpuso un pedido de eximición de prisión.

Finalmente, la salas tres de la Cámara de Apelaciones y Garantías en lo Penal rechazó este planteo y hoy a la tarde el juez de Garantías, Juan Tapia, dispuso que sea detenido. Efectivos de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) realizaron esta tarde el operativo y lo apresaron. Luego fue trasladado a la Unidad 44 del penal de Batán.

La investigación, que ya tuvo su impacto mediático en el mes de febrero cuando se detuvo a gran parte de la banda e incluso se acusó a un funcionario judicial por “filtrar” información, se logró profundizar gracias a que uno de los detenidos se acogió a la figura del arrepentido.

Se trata de unos de los miembros de la banda de narcomenudeo Vip liderada por el aún prófugo Gastón “Pelado” Arce y que declaró como arrepentido, acogiéndose a la nueva figura resuelta en la ley nacional 27.304.

Esa declaración permitió sumar pruebas reveladoras sobre la presunta complicidad entre la policía y esta banda de vendedores de drogas.

El policía fue identificado como Ariel Ortiz que en su carácter de funcionario policial y valiéndose de su cargo de Sub Oficial dentro de la área de Dirección de Investigaciones del Trafico de Drogas ilícitas y Delitos Complejos brindó la cobertura policial necesaria para que Gastón Arce y el resto de los nombrado de su organización comercializaran al menudeo y de modo delivery clorhidrato de cocaína. Además para los fiscales Leandro Favaro y Daniela Ledesma este policía omitió intervenir e interrumpir el hecho delictivo”garantizando la continuidad del mismo e informándole de la existencia y progreso de eventuales investigaciones; ello a cambio de distintas sumas de dinero”.

Arce se encuentra prófugo desde el 4 de febrero, después de chocar con su vehículo un móvil de Prefectura que había intentado cortarle el paso. Se cree que Arce obtuvo información anticipada de que estaba a punto de ser detenido.

La banda

La organización liderada por Arce se dedicaba a vender droga bajo la modalidad del delivery y según la investigación del fiscal Favaro y su par del CATI, Javier Pettigiani, tenía por clientes personas de clase media alta.

Además de moverse en la zona de los barrios Los Troncos, Güemes, Stella Maris y Chauvín, en algunas de las escuchas telefónicas surgen compradores que están jugando en mesas de póker, que se comunican desde boliches o desde bares de cervezas artesanales. También vendían en lugares impensados como el interior de una iglesia y en la puerta del Hospital Materno Infantil.

Arce está acusado de ser el líder y de tener a vendedores, algunos que lo hacían directamente para pedidos recibidos por el propio Arce y otros que revendían la cocaína.

Esta organización tenía horarios y montos mínimos exigidos por Arce para vender la droga, tan así que en raras ocasiones vendía por menos de 500 pesos. Tampoco lo hacía en horarios nocturnos para evitar “fisuras”, tal como se llama a los adictos urgentes.

La forma de repartir la droga era a través de vehículos, tras acordar por teléfono la cantidad. En esas comunicaciones se nota un extremo cuidado por parte de los distintos involucrados que utilizan distintas palabras claves para eludir la mención de la cocaína.

El hallazgo de 450.000 pesos en la vivienda de la novia de Arce corrobora la estimaciones de quienes investigaron: sospechan que recaudaban más de 500.000 pesos por mes.

Siete allanamientos se efectuaron en ese momento y se detuvo a cuatro personas: la novia de Arce y tres vendedores, entre ellos un expolicía. Todos permanecen en la actualidad con prisión domiciliaria.

LA CAPITAL

No hay comentarios :