Los monjes Tupungato piden ayuda para pagar los $27 mil que les llegaron de luz

Los religiosos del Cristo Orante lanzaron el pedido de ayuda por las redes sociales.

Los monjes del Cristo Orante piden colaboración a la fieles de la comunidad católica para que los ayuden a pagar la factura de la luz de este mes que es de 27 mil pesos.
“Queridos amigos del Monasterio: llegó la ´dolorosa´, la factura de luz. Una brutalidad: 27 mil pesos. Como hemos hecho otras veces, la idea es ver si la podemos afrontar entre todos. Más concretamente, les proponemos pagarla miti-miti: nosotros, monjes, la mitad y ustedes, laicos, la otra mitad. Porque nosotros (apenas) usamos el Monasterio más que ustedes, pondremos 14 y ustedes 13, ¿sí?”, escribieron los religiosos en su muro de Facebook.
Además, los monjes resaltaron que quieren evitar entrar en la discusión política de los aumentos de las tarifas de los servicios.

“Les pido evitar aquí la discusión de los tarifazos, de si son injustos o desmedidos o lo que fuere. Simplemente, el que pueda, que aporte diez, cien o mil, según sus posibilidades. Cuando lleguen a trece mil aviso, así cortamos la colecta”, agrega el pedido.

Los religiosos también aclararon en el posteo que solicitan la colaboración de la comunidad que hace uso del lugar.


“Detalle importante: si Usted jamás vino al monasterio, ni nos conoce ni ha pedido rezos ni ha leído textos ni se ha beneficiado de servicio alguno de esta casa, de verdad: no aporte. La idea aquí no es hacer beneficencia para con terceros, sino que entre todos los que aprovechamos el Monasterio nos hagamos cargo de este gasto”, explica el texto.
Los monjes del Cristo Orante viven en un monasterio ubicado en el camino de Gualtallary a la altura del kilómetro 10 de Tupungato. Por el momento son dos y se dedican a la vida de oración. Además, atienden a peregrinos, hospedan a las personas que buscan un lugar para rezar, brindan dirección espiritual, dan retiros, talleres y cursos sobre oración, y se dedican al arte sacro. Dan taller de iconografía, retiro de Lectio Divina y palabras sobre oración. En algunas oportunidades dieron cursos en el Ángel Bustelo cerca de Navidad.


Según detallan los mismos monjes en su página llevan una vida sencilla, ordenada en 8 horas de oración, 8 de trabajo (manual o intelectual) y 8 de descanso (sueño, comidas, recreos). Cada monje tiene su propia celda/ermita donde transcurre gran parte de su jornada y celebra las Horas litúrgicas Mayores en comunidad. Los religiosos trabajan en labores domésticas, artesanales y rurales.


LOS ANDES

No hay comentarios :