Cinco adolescentes planeaban matarse esta semana

Chico de 17 años, espera sentado a disposición de una jueza de garantías entrerriana. La Policía Federal lo capturó el viernes pasado por la tarde en su casa de San José, Entre Ríos, departamento de Colón, en un operativo que incluyó patrulleros y camionetas y una docena de efectivos; un equipo de psicólogos se encargará de peritarlo y tomar su declaración en cámara Gesell.


El joven era un riesgo para otros y para sí mismo. "Instigación al suicido" es la calificación en su contra. H. había sido la cabeza de un grupo secreto de Instagram donde el suicidio y la automutilación eran las claves, una suerte de "ballena azul" en aguas privadas.

Sus miembros se conocían, apuntan los investigadores, a través de juegos en red para luego comunicarse a través del chat de la red fotográfica, sin hacer publicaciones grupales a la vista. Tenían una fecha para quitarse la vida en masa: habían elegido el jueves 17 de esta semana. El allanamiento de la PFA le salvó la vida a H., en cierta forma: el joven estaba en la lista de los chicos que eligieron morir.

La causa fue investigada por la UFECI, el ala de la Procuración dedicada a delitos online que encabeza el fiscal Horacio Azzolín. El fiscal y su equipo recibieron la causa el lunes 7, cinco días antes del allanamiento en San José. Una alerta de Interpol reveló la trama. El grupo de H. tenía llegada internacional, por lo visto; una víctima de 15 años oriunda del País Vasco lo denunció y aportó capturas de pantalla. H. no estaba solo en la Argentina, por otra parte. Hay otros cuatro adolescentes sospechados.


La Justicia, por lo pronto, no cuenta con los diálogos completos del grupo. La computadora de H. espera ser peritada. Las capturas aportadas por la víctima vasca, sin embargo, revelaron unas pocas frases. "Me corto mañana", "te consigo clonazepam", "¿cuándo lo hacemos? ¿el 17 de agosto?", leyeron los investigadores.
CONTEXTO

No hay comentarios :