Once años y medio de prisión para un joven de 19 años que cometió cuatro robos en media hora

Lucas Tolosa cometió los hechos junto a un adolescente que también fue detenido. Le unificaron la pena por los cuatro robos con una condena anterior de ejecución condicional.

Un joven de 19 años que cometió cuatro robos en menos de una hora fue condenado a nueve años de prisión luego del debate que se celebró en los últimos días en el Tribunal Oral en lo Criminal 1. Lucas Patricio Tolosa había sido condenado en marzo de este año a tres años de ejecución condicional por lo que se le dictó una pena única de once años y seis meses de prisión y seguirá detenido en el complejo penitenciario de Batán.

Los magistrados dieron por probada la hipótesis que planteó el fiscal Alejandro Pelegrinelli durante el debate en la que ubicó a Tolosa como una de las dos personas que protagonizó un raid delictivo la madrugada del 23 de junio de 2016. A bordo de una motocicleta que fue secuestrada tras el último de los hechos, Tolosa cometió tres robos e intentó un cuarto junto a un adolescente que viajaba como acompañante.

Todo se inició a las dos de la mañana cuando interceptaron en la esquina de Valencia e Ingenieros a un hombre que regresaba en bicicleta de su trabajo. Tras robarle el celular y un bolso, el menor que acompañaba a Tolosa le apuntó con un revólver y disparó una vez sin que saliera el proyectil antes de escapar a toda velocidad.

Pocos minutos después, Tolosa y el menor abordaron a dos hermanos en la esquina de French y Dorrego, a unas veinte cuadras del primer robo, y los amenazaron con un arma de fuego. Allí efectuaron un disparo al piso -esta vez sí salió el proyectil- y se apoderaron de dos celulares, una billetera y una campera.

Siempre a cargo de la conducción de la motocicleta y a la búsqueda de personas que se encontraran descuidadas o vulnerables, Tolosa y su cómplice interceptaron a un motociclista que llegaba a su casa en la esquina de Ayacucho y Chaco. Antes de que pudiera ingresar al domicilio le robaron el casco, una billetera con 500 pesos y documentación, aunque no pudieron encender el rodado de la víctima y huyeron del lugar.

El último hecho sucedió a unas diez cuadras del lugar cuando interceptaron a una pareja que charlaba en la esquina de Jara y Maipú e intentaron asaltarlos. Sin embargo no lograron cometer el robo porque en ese momento se acercó un patrullero que recorría la zona e inició una persecución que culminó con la aprehensión de ambos.

Para los jueces Facundo Gómez Urso, Pablo Viñas y Aldo Carnevale la intervención de Tolosa en los cuatro hechos quedó debidamente probada a partir de las múltiples testimoniales que se escucharon durante el debate. En la sentencia a la que tuvo acceso 0223 sostuvieron que los cuatro hechos fueron cometidos a bordo de su motocicleta, mantuvieron los mismos roles, fueron reconocidos por las víctimas y sorprendidos en flagrancia y aprehendidos de inmediato.

“La zona, la época del año y el horario en que sucedieron los hechos, dada la escasa circulación de vehículos y de personas en ese sector de la ciudad, se presentan como circunstancias que permiten descartar cualquier grado de error en cuanto a las personas que cometieron los hechos denunciados”, indicaron.

Veredicto condenatorio y unificación de pena

Una vez analizada la prueba incorporada por lectura, los magistrados descartaron la concurrencia de circunstancias eximentes de la responsabilidad penal y de agravantes, aunque consideraron como atenuante la juventud de Tolosa y sus circunstancias de vida. Esa decisión se basó en los informes socio-ambiental y psicológicos acompañados como instrucción suplementaria.

El Tribunal consideró a los hechos juzgados como robo agravado por el uso de arma de fuego y por la intervención de un menor de edad en tres hechos y en grado de tentativa en el último y condenó a Tolosa a la pena de nueve años de prisión.

Sin embargo los jueces unificaron el pronunciamiento con una sentencia de tres años de ejecución condicional que el mismo Tribunal impuso en marzo de este año por el delito de robo doblemente agravado por su comisión en lugar poblado y en banda y por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo no pudo acreditarse y encubrimiento en concurso real. De tal manera dictó una pena única de once años y seis meses de prisión que Tolosa seguirá cumpliendo en el complejo carcelario de Batán.
0223

No hay comentarios :