Lo condenaron a 12 años por un homicidio pero 2 horas después se fue libre

El Tribunal Oral en lo Criminal N°2 encontró culpable a Pablo Rubén Ojeda (21) por el asesinato de Norberto César Granadino (38), ocurrido en julio de 2015 en el barrio Belgrano. Sin embargo, dos horas después la sala 1 de la Cámara de Apelaciones dijo que hasta que no quede firme la pena seguirá el libertad.

El Tribunal Oral en lo Criminal N°2 condenó a 12 años de prisión a Pablo Rubén Ojeda (21) por haber matado de un botellazo en la cabeza a Norberto César Granadino (38) en julio de 2015 en el barrio Belgrano pero la Cámara de Apelaciones decidió mantenerlo en libertad.

En la sentencia firmada por los jueces Néstor Conti, Roberto Falcone y Alexis Simaz, ordenaron la inmediata detención de Ojeda, quien había llegado en libertad al debate y, terminada la lectura de la sentencia, fue llevado a la Unidad Penal 44 de Batán. Sin embargo, un recurso interpuesto por su defensor fue reconocido por la Sala 1 de la Cámara de Apelaciones.

Los hechos que se analizaron durante el debate ocurrieron a fines de julio de 2015, cuando según el mismo testimonio de Ojeda a la fiscal Andrea Gómez, mientras iba junto a su pareja a la casa de unos primos para ver por televisión el partido de Boca y Quilmes, al llegar a Tripulantes del Fournier y 220 vio que Norberto César Granadino (38) estaba orinando en un árbol y, en esa circunstancia, giró y le mostró los genitales a la mujer. Esta escena derivó en que Ojeda golpeara con una botella -la llevaba en la mano- en la cabeza a Granadino y lo matara.

Para los jueces no estuvo en discusión la materialidad del hecho ni la participación de Ojeda, quien admitió haberlo hecho y hasta en su momento se entregó en la comisaría.

Los magistrados, a la hora de evaluar la sentencia, tomaron en consideración que Ojeda no presentaba antecedentes, el buen concepto de todos sus vecinos y el informe psicológico presentado que concluye que el “botellazo” que le pegó a Granadino fue una reacción violenta vinculada a la exhibición de los genitales en la vía pública a su novia.

De esta manera, Conti, Falcone y Simaz de manera unánime resolvieron condenar a Ojeda a 12 años de prisión por “homicidio simple” y ordenaron su inmediata detención y traslado a la Unidad Penal 44 de Batán.

LA CAPITAL

No hay comentarios :