TRISTE Y CRUDA REALIDAD: El bebé de la embarazada asesinada está “en muy buen estado”

El bebé que dio a luz la mujer de 18 años que fue baleada en la espalda y que murió tras la cesárea permanece internado en un hospital de Merlo, aunque se encuentra “en muy buen estado” de salud, confirmaron esta mañana fuentes médicas.


El director asociado del hospital Héroes de Malvinas del partido bonaerense de Merlo, Fabián Muzzopappa, aseguró en declaraciones al canal TN que el bebé nació con 2,600 kilos y “unas 34 o 35 semanas de gestación”, pero que “gracias a Dios está en muy buen estado de salud”.

El médico relató que la madre del bebé, Camila Castell (18), fue trasladada al centro de salud el sábado último e ingresó “directamente a quirófano” para poder realizar “la cesárea para el nacimiento del bebé y el posterior intento de reparación de daños que había producido la herida de arma de fuego”.

“Ella ingresa a quirófano, sale e ingresa directamente a la unidad de terapia intensiva y el domingo antes del mediodía fallece”, contó Muzzopappa, quien agregó que la víctima tenía un “orificio de entrada en la región lumbar derecha”.

Sobre el procedimiento realizado, el director del centro asistencial afirmó que Castell llegó de forma consciente y que había “que priorizar la vida de los dos”.

El hecho en el que la joven fue atacada ocurrió el sábado por la tarde en una vivienda ubicada en la calle Mercedes al 4000, situada en la localidad de Mariano Acosta, en el oeste del conurbano, donde se encontraban Castell junto a su madre.

Según fuentes judiciales, en cierto momento, justo cuando llegaba a la vivienda su novio Ezequiel Franco Luis Reynoso (18), arribó otro hombre, al que identificaron como Mario Díaz (30), quien aparentemente desde hacía unos dos años acosaba a Camila y le insistía en iniciar una relación sentimental.

Este hombre comenzó a insultar a Reynoso y lo atacó a balazos, tras lo cual Camila se arrojó sobre el cuerpo de su novio para salvarlo y recibió un balazo en la zona lumbar.

Tras el ataque, el agresor escapó, mientras los vecinos que escucharon los disparos salieron a auxiliar a las víctimas y trasladaron a la mujer al hospital Eva Perón, desde donde luego fue derivada al Héroes de Malvinas.
Reynoso permanecía internado esta mañana en grave estado producto de haber recibido dos balazos en el cráneo, con orificio de entrada por el parietal derecho.

En tanto, esta mañana Díaz seguía prófugo y era intensamente buscado por la policía, confirmaron las fuentes a Télam.

El hecho es investigado por el fiscal Javier Ghessi, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1, del Departamento Judicial de Morón, quien caratuló la causa como “homicidio” y dispuso varias diligencias.
LA CAPITAL

No hay comentarios :