Cuatro aerolíneas se sumarán a la oferta de vuelos en Mar del Plata


El gobierno nacional las autorizó a operar rutas que incluyen a la ciudad. Y las empresas que ya operan o estaban habilitadas a hacerlo reforzarán su presencia. Esperan que la mayor competencia haga disminuir el precio de los pasajes.
En los últimos meses, el Gobierno nacional otorgó la concesión de rutas aéreas a cuatro aerolíneas que tienen previsto volar a Mar del Plata. Y aunque todavía falta que completen los trámites correspondientes para comenzar a operar, se cree que la “revolución de los aviones” pregonada por el Ministerio de Transporte de la Nación multiplicará la oferta en el aeropuerto Astor Piazzolla y, al ampliar la competencia, habrá tarifas más baratas.

La primera decisión se conoció a mediados de marzo, cuando a través de la resolución 136-E/2017, firmada por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, el gobierno de Mauricio Macri estableció que American Jet -una empresa de capitales argentinos cuya base operativa estará en Neuquén- explotará la ruta Neuquén-Bahía Blanca-Mar del Plata-Buenos Aires y viceversa.

Al mismo tiempo, el Gobierno publicó en el Boletín Oficial la resolución 137-E/2017, de la cual se desprende que Alas del Sur cubrirá la ruta Córdoba-Buenos Aires-Villa Gesell-Mar del Plata-Bahía Blanca-Trelew-Comodoro Rivadavia-Río Gallegos-Río Grande-Ushuaia y viceversa. La empresa, también de origen argentino, tiene previsto alcanzar más de 25 destinos nacionales para 2022.

En mayo, el Gobierno oficializó la autorización a la empresa colombiana Avian Líneas Aéreas, más conocida como Avianca, para explotar, entre otras, la ruta Buenos Aires-Mar del Plata y viceversa.

Según la resolución 280-E/2017 del Ministerio de Transporte, la empresa podrá operar tanto desde el Aeroparque Jorge Newbery como desde el Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

En un principio, Macri había decidido postergar la aprobación a Avianca debido a un posible conflicto de intereses. Es que la empresa, una de las principales en materia aérea de la región, compró en marzo de 2016 MacAir, una compañía perteneciente a la familia presidencial.

El cuadro terminó de completarse la semana pasada, con la concesión a FB Líneas Aéreas (Flybondi) para explotar también la ruta aérea Buenos Aires-Mar del Plata y viceversa.

Según los considerandos de la resolución 408-E/2017 del Ministerio de Transporte de la Nación, “la empresa propone posicionarse como la primera compañía aérea de ?bajo costo? en la República Argentina, por lo que sobre la base de la eficiencia en sus operaciones apuntará a generar la oferta de tarifas más baja posible dentro de la reglamentación vigente, a fin de competir no sólo con las líneas aéreas establecidas, sino también con otros modos de transporte”.

La base operativa estará en el aeropuerto de El Palomar, provincia de Buenos Aires, y la iniciativa proyectada “constituye un emprendimiento que tiende a satisfacer los principios de ingreso al mercado de nuevos explotadores, estímulo a la competencia y diversificación de los servicios”, agrega.

Flybondi se define como “una compañía ultra low cost”. “Debemos tener siempre el costo por asiento más bajo del mercado. Somos perseverantes en gestionar con los costos más bajos posibles. Hacemos nuestro mejor esfuerzo por negociar el mejor contrato y los mejores precios”, señala en su página web.

Más conectividad

Las cuatro aerolíneas que fueron autorizadas este año se suman al “Corredor Atlántico” que en abril puso en funcionamiento Aerolíneas Argentinas y une Ezeiza con Mar del Plata, Bahía Blanca, Trelew, Comodoro Rivadavia y Ushuaia.

En mayo, cuando estuvo en Mar del Plata para difundir los resultados del primer mes del servicio, el presidente de la línea aérea de bandera, Mario Dell’Aqcua, señaló que la ocupación de los vuelos era superior al 80 por ciento.

También anticipó el incremento de un 12% en la cantidad de asientos ofrecidos por vuelo en esta temporada de invierno. Según la empresa, el Corredor Atlántico tiene tres características. La primera es que conecta a todas las ciudades que lo integran con el mundo porque el recorrido sale y culmina en Ezeiza, desde donde su puede partir al exterior, y a la inversa: le da la posibilidad al turismo extranjero de llegar a ciudades del interior.

La segunda es el “efecto turístico” interno entre las ciudades del Corredor, y la tercera es que facilita los viajes de negocios porque el denominado “viajero corporativo” enlaza destinos que tienen las mismas industrias, como la pesquera. Para las autoridades de Aerolíneas, ese es una de las claves por las que el Corredor es exitoso.

El próximo verano la empresa conectará, al igual que en la temporada pasada, Mar del Plata con ciudades como Córdoba y Rosario, “con mayores frecuencias”, según anticipó Dell Acqua.

Conscientes de que se vienen tiempos de competencia, en la empresa sacan a relucir algunos datos: el 88 por ciento de sus vuelos salen a horario y el 99% parten con menos de una hora de atraso.

El verano pasado, otra de las líneas aéreas que operó en Mar del Plata fue Andes, con vuelos a Buenos Aires que alcanzaban el 80 por ciento de ocupación y que volverían en la próxima temporada.

Para el ministro de Transporte, Mar del Plata ya ha “crecido enormemente” en su tráfico aéreo. En su último paso por Mar del Plata, Dietrich destacó que la ciudad forma parte de “la revolución de los aviones” y pronosticó un verano de 2018 con un gran crecimiento aerocomercial.

Pero la fiesta de los vuelos puede tener su contrapartida. El secretario general de la CGT local, Sergio Medina, advirtió en febrero que la disminución en el costo de los pasajes de avión perjudicaría las finanzas de las empresas de micros de media y larga distancia, que a su vez pondrían en riesgo la fuente laboral de los choferes.
LA CAPITAL

No hay comentarios :