Inesperada derivación en el caso del joven que casi linchan por un abuso

La madre de la niña de 4 años supuestamente abusada no quiso avanzar en la causa con los estudios médicos, prueba clave en casos de ataque sexual. El imputado casi muere a manos de los vecinos hasta que lo rescataron bomberos y policías.

El grave episodio ocurrido en la noche del jueves en el barrio Belgrano durante el cual un joven de 24 años a punto estuvo de ser linchado por los vecinos que lo acusaron de abusar de una niña tuvo en las últimas horas una derivación inesperada.

El fiscal de la causa Fernando Castro no pudo ordenar la detención del hombre por la simple razón de que la madre de la víctima (la pequeña tiene solo 4 años) se negó colaborar con la investigación.

“Es una causa muy débil, en la que el imputado solo tiene en su contra una denuncia por manoseo que se basa en los dichos limitados de una niña de apenas 4 años”, dijo una fuente judicial.

Es que, según pudo saberse, la madre de la menor se negó a que le realizaran los estudios médicos que podían corrobar la acusación.

Los hechos a punto estuvieron de terminar en una tragedia cuando un grupo de vecinos de Arana y Goiri al 11400 pretendieron hacer justicia por mano propia después de enterarse de que una niña había sufrido un abuso. Pese a que no había ninguna confirmación oficial del hecho quisieron linchar al joven de 24 años.

La historia comenzó cuando la menor le dijo a su madre que el joven la había tocado en su “pochola”, en su natural idioma de una niña de 4 años. Esta situación, sucedida cuando la madre trabajaba, indignó a los familiares directos de la pequeña que salieron en busca del acusado.

Las personas enfurecdias fueron hasta la casa donde estaba el joven, ubicada en Arana y Goiri al 11400, y la incendiaron.

Bomberos y personal de la comisaría undécima intervinieron en la revuelta, y aprehendieron al acusado después de que sufriera una paliza.

Recién entonces la madre de la niña realizó la denuncia en la Comisaría de la Mujer y se iniciaron los protocolos correspondientes que fueron interrumpidos ante la negativa de hacer los estudios médicos.
“Sin esa prueba es imposible avanzar demasiado en una causa por abuso sexual”, confió la fuente consultada.

Por otra parte, debido a los incidentes hubo cuatro detenidos, dos hombres y dos adolescentes, acusados de los delitos de incendio, resistencia a la autoridad y lesiones.

LA CAPITAL

No hay comentarios :