Hay cinco policías detenidos en el megaoperativo “Tacos Blancos”

Según reveló el jefe de la Policía Federal, Néstor Roncaglia, la Justicia dispuso la detención de otros dos efectivos de la Bonaerense relacionados con la venta de droga en la zona de Luro y Champagnat.
Horas antes habían sido apresados tres uniformados junto a trans y otros integrantes de una organización narcocriminal.
El jefe de la Policía Federal, Néstor Roncaglia y el jefe de la Policía de la Provincia, Fabián Perroni, junto al fiscal federal Daniel Adler, ofrecieron nuevos detalles sobre el operativo Tacos Blancos que provocó hasta el momento la detención de 12 personas, entre ellas 5 efectivos de la Bonaerense, vinculados con la venta de drogas en la zona roja de Luro y Champagnat.

“Sabíamos que había policías involucrados que les estaban dando cobertura”, señaló Roncaglia a la prensa, precisando que durante la jornada de hoy la Justicia dispuso detener a otros dos uniformados relacionados con la causa.

Los resultados de la investigación, que aún permanece bajo secreto del sumario, comenzaron a ser conocidos en las últimas horas, luego de que este fin de semana se produjeran 40 allanamientos, durante los cuales habían sido apresados tres uniformados, dos de ellos  de la delegación de Drogas Ilícitas y uno de la Comisaría Cuarta.

Con las detenciones de otros dos integrantes de la fuerza ordenadas este lunes, el número total de policías ligados al caso se elevó a  cinco. Según se supo, los últimos efectivos que la Justicia dispuso detener integrarían una pareja que se desempeñaba en el Comando Norte, con injerencia en la “zona roja”, la cual había sido trasladada a otro destino al iniciarse la investigación.

Entre los restantes detenidos figuran 5 mujeres trans que ejercían la prostitución como “pantalla” para la venta de drogas, además otros hombres que “las regenteaban” y oficiaban como proveedores.

“Esta causa se originó el año pasado a requerimiento del fiscal (Nicolás)  Czizik y el juez Santiago Inchuasti, cuando detectaron el accionar de una organización narcocriminal que operaba en la zona conocida como “zona roja”, en Luro y Champagnat”, detalló Roncaglia, en la sede de la Agencia Regional Federal ubicada en la escollera norte.

Según explicó, ya se venían organizando procedimientos parciales por parte de la policía de la Provincia, la Policía Federal y  la PSA, pero los trabajos no permitían desarticular a la organización.

“Se optó, en coordinación con el Ministerio de Seguridad, el fiscal Adler, Czizik e Inchausit, por avanzar e identificar a todos los actores de esta organización narcocriminal”.

En este sentido, señaló que se “iniciaron las tareas investigativas de manera silenciosa por parte de la División Antidrogas de Mar del Plata y se detectó una organización que captaba a chicas trans, les entregaban drogas y las obligaban a que procedieran a su venta”.

“Se acercaron las pruebas al juez y se convenció de la gravedad de estos sucesos, de la trascendencia pública y de la cantidad de clientes que iban a consumir y a comprar drogas; no a consumir prostitución porque el ejercicio de la prostitución era una pantalla”, apuntó.

“Así, el sábado por la tarde, mientras muchos estaban con sus familias, divirtiéndose, algunos preparándose para ir a bailar, un grupo de más de 150 policías llevaron a cabo más de 40 allanamientos para detener a los actores de esta organización”, indicó.

En ese marco Roncaglia precisó que entre otras cosas fue secuestrada cocaína compactada y casi dos kilogramos de droga “lista para su comercialización”, dinero en efectivo y otros elementos para la distribución.

Además, indicó que entre los detenidos figura “un hombre y una chica trans de nacionalidad peruana” a quienes identificó como los “proveedores” que “traían la cocaína y la distribuían”.

“Está el principal proveedor de la cocaína que les entregaba los pequeños paquetes para que ellas las vendieran en la zona roja”, agregó el funcionario.

Asimismo Roncaglia destacó el papel de la Policía de la Provincia en la investigación, señalando que sus autoridades estaban al tanto de que entre los involucrados había personal de la misma fuerza. “La misma policía de la Provincia detuvo a estas tres personas que eran las que les daban la protección y la habilitación para que pudieran operar”, explicó.

Por su parte el jefe de la Bonaerense,  Fabián Perroni, elogió el resultado del operativo. “Este es el resultado de trabajar de manera conjunta y coordinada, con la Justicia dirigiendo la investigación, con la Policía Federal al frente de ella y con la Policía de la Provincia colaborando plenamente en el territorio”, indicó.

“La misma policía de la Provincia fue la que detuvo a su personal que estaba amparando esta actividad. De ninguna manera aquellos que cometan actos ilícitos o irregulares tiene amparo o segundas opotunidades”, subrayó el funcionario.

LA CAPITAL

No hay comentarios :