Capturan un preso fugado durante el mundial de Sudáfrica

Trabajaba en una obra en construcción. Se había evadido de una prisión patagónica cuando la selección argentina jugaba su partido ante Alemania por el Mundial de fútbol de 2010.

Un prófugo de la Justicia desde el año 2010, cuando se evadió mientras se hallaba preso en la alcaldía policial de Comodoro Rivadavia, fue capturado en las últimas horas en Santa Clara del Mar, donde se desempeñaba como albañil en una obra en construcción.

Se trata de Sergio Matías Ávila, quien se había fugado durante el Mundial de fútbol de 2010 cuando la selección argentina jugaba su encuentro con Alemania.

Ávila fue detenido a las 11.20 por el Comando Unificado Federal de Recaptura de Evadidos (CUFRE) cuando se dirigía a su lugar de trabajo y luego se dispuso su traslado al complejo penitenciario federal de Ezeiza.

Ávila era el último de los presos de Comodoro Rivadavia que aún estaba prófugo tras haberse evadido junto a Mario Sergio Quevedo durante el encuentro que la selección argentina de fútbol disputaba con Alemania en Ciudad del Cabo por los cuartos de final del Mundial de 2010 en Sudáfrica.

Al momento de fugarse, Ávila estaba procesado por un resonante secuestro extorsivo que tuvo como víctima a Miguel Díaz, familiar de un dirigente gremial petrolero de la época, ocurrido el 20 de octubre de 2009.

Ávila y Quevedo se evadieron de la alcaldía policial de la ciudad chubutense mientras se televisaba el segundo tiempo del encuentro que el conjunto albiceleste, dirigido entonces por el astro Diego Maradona, perdió por 4 a 0 frente a los germanos y quedó eliminado de la competencia.

Aquel 3 de julio de 2010, los evadidos lograron reducir a uno de los guardias, lo desmayaron de un golpe y lo amordazaron para poder escaparse, aprovechando el momento y el exceso de confianza por parte de los celadores, que estaban mirando el partido por TV de igual modo que la mayoría de los internos.

A diferencia de Ávila, que permaneció en libertad en condición de prófugo durante casi siete años, Quevedo fue recapturado a los tres meses de la fuga y quedó alojado en la Unidad 14 de la cárcel de Esquel, en la misma provincia de Chubut.

LA CAPITAL

No hay comentarios :