Apuran trámites para poder demoler los silos y reordenar la zona portuaria

La implosión permitirá "recuperar terreno portuario" y hasta la culminación de una importante obra -la desembocadura del Arroyo del Barco- que impediría las inundaciones.

Los silos forman parte de la postal del puerto local, aunque están ubicados en el acceso al mismo, y en poco tiempo más ya no se divisarán dibujados sobre el horizonte. Los mismos están establecidos sobre jurisdicción nacional y, ante el incumplimiento de la actual concesionaria -Elevadores Mar del Plata SA-, desde el Consorcio Regional del Puerto están trabajando para que pasen bajo la órbita de la provincia de Buenos Aires y así poder disponer de esa tierra.

Hasta tanto no se cumpla con ese trámite burocrático -los silos pertenecieron a la Junta Nacional de Granos y ahora dependen del Ministerio de Agroindustria de la Nación- no se puede actuar sobre ellos y la postal de la decadencia se apropió del edificio que -a pesar de no estar habilitado para tal fin- funciona como estacionamiento de camiones.

En 2007 fue la última vez que un barco descargó en los silos.

“Estamos con una acción de restitución, por incumplimiento de las condiciones de la concesión, que indicaban que el concesionario debía cumplir con el mantenimiento del lugar y mantenerlo en condiciones adecuadas y utilizables. Ahora el deterioro empezó a impactar y de la galería de granos se desprende material”, describió el presidente del Consorcio Regional Portuario, Martín Merlini.

Bajo el precepto de “normalización administrativa de los espacios portuarios”, siguiendo los lineamientos impulsados por la gobernadora María Eugenia Vidal, Merlini prescindió de dar plazos temporales pero adelantó que puede “concretarse en semanas” el traspaso de tierras, primero, y la posterior demolición.

Historia

La concesión de los silos corresponde a “Elevadores Mar del Plata SA”, quienes “siempre dijeron que tenían la mejor disposición de llevar adelante el emprendimiento pero nunca hicieron nada”, explicó Merlini.

A su entender, existen “incumplimientos de condiciones, por lo que activamos la acción de restitución por parte de la provincia de Buenos Aires (áreas de muelles, las secciones 12 y 13) y logramos la restitución. Fueron acciones desarrolladas durante el último año”, añadió. La concesión caducaba en 2025.

En este caso, se trata de una concesión mixta, con muelles que incluyen el elevador de granos -las secciones 12 y 13-, concesión otorgada por la provincia de Buenos Aires a la mencionada firma.

“Los silos corrieron la misma suerte que todo el predio. Su estado no se puede ocultar, tiene problemas estructurales, y aunque no corren riesgo de caída, están inutilizados”, detalló el funcionario provincial.
En tanto, la Nación ya inició el proceso de notificación a la firma concesionaria para que desalojen el predio porque se cayó la concesión. Y, en un mismo acto administrativo, el Gobierno nacional le entregará la jurisdicción a la Provincia.

Hoy, aunque el predio no está habilitado para tal fin, funciona como un estacionamiento de camiones, en lo que representa “una competencia desleal para South Group, que opera el mismo rubro en la llamada Manzana de los Circos y que paga religiosamente el canon”, aseveró.

Futuro

Así las cosas, una vez recuperada la tierra, la idea del Consorcio Regional Portuario es que “se construya una plataforma logística para contenedores, proyecto aggiornado para contener las cargas logísticas de contenedores, las plazoletas de consolidación, las básculas, el sector de congelados y la plazoleta propia de contenedores. Sera una ayuda logística a la carga de los containers”, analizó Merlini.

Para concretar ese proyecto, habrá que “limpiar el sector”, lo que equivale a la “demolición de los silos y de la galería de granos”. El plazo de la obra está estimado “en un año, más o menos, pero no quiero adelantar algo que no está firmado”, señaló el presidente del Consorcio Portuario.

Hasta ahora, los concesionarios no respondieron la requisitoria nacional y muchos sospechan que para liberar el sector pedirán un resarcimiento. En la opinión de Merlini “mal podría esta gente decir que cumplieron alguna clase de condiciones de concesión si ni siquiera tuvieron la delicadeza de permitir a OSSE ingresar al predio para realizar los trabajos de finalización de la obra”.

Es que en esa zona, según los planos, debería construirse la desembocadura del Arroyo del Barco, que ya lleva casi un año de atraso. Esa obra, gerenciada por Obras Sanitarias Sociedad de Estado (OSSE), evitaría las inundaciones, como la generada ea principios del mes pasado (ver recuadro).

Asimismo, sobre los concesionarios, Merlini aseguró que “no cumplen una sola normativa relacionada con la seguridad, es un peligro por la falta de mantenimiento adecuada. No intervenimos hasta ahora porque no es nuestra jurisdicción, nosotros somos administradores del espacio portuario. Ellos incumplen hasta para que realicemos una visita ocular, estamos impedidos de ingresar al lugar”.

La decisión de liberar el área y permitir la demolición de los silos está en manos del Gobierno nacional, encabezado por el presidente Mauricio Macri, hijo del constructor de esa estructura que surgió a finales de la década del `50 (ver recuadro). Más allá de cualquier lectura psicológica, la cuestión es que el progenitor los construyó, ahora ¿el vástago autorizará la demolición?

LA CAPITAL

No hay comentarios :