Natalia Melmann: Hoy reabrieron la causa

Bru-GrossoEn horas de la mañana, en los estrados de la ciudad de la Plata se reabrio la causa de Natalia Melmann.
“Fue una paparruchada. No se presentó nada nuevo. 
El perito de parte que trajeron es un ex comisario de la Bonaerense”, dijo a Cosecha Roja Gustavo Melmann, minutos después de terminar la audiencia que se realizó en el Tribunal de Casación de La Plata. 

Los abogados de la familia Melmann, Federico Paruolo y María Inés Fadal, y la abogada Claudia Perelló, que representa a los tres policías condenados a perpetua por el asesinato de Natalia, tienen diez días para presentar los alegatos por escrito ante el Tribunal. “Ahora dependerá de la resolución de los jueces y seguramente una de las partes presentará un recurso a la Corte Suprema de la provincia. Ojalá que se termine todo otra vez. Que la resolución sea favorable a Natalia”.

La familia de Natalia, asesinada hace 16 años en Miramar, llegó a la puerta del Tribunal donde se realizó una polémica revisión de la causa por la que fueron condenados a cadena perpetua los policías Oscar Echenique, Ricardo Anselmini y Ricardo Suárez en 2002. Rosa Bru, referente de la Asociación Miguel Bru y el diputado nacional Leo Grosso acompañaron a Gustavo Melmann y a Laura Calampuca y participaron de una radio abierta que se realiza en la calle.

“En el cuerpo de mi hija se encontraron cinco rastros genéticos y se habla de ocho participantes. A todos nos pedìan que la propia fuerza se ocupe de limpiar su imagen pero hasta el momento se siguen cuidando. Están trayendo a montones de personas que ya fueron desechadas pero hoy se hizo un compilado de esa gente y los jueces aceptaron la revisión. Todavía no fui recibido por ninguno de los jueces”, dijo Gustavo Melmann, el papá de Natalia. “Estamos acá tratando de frenar que la justicia no se investigue a sí misma. Después de que la causa de mi hija fuera revisada por todas las instancias del país y después de que se volcara muchísima prueba en el juicio oral, hoy están dando un estadio de revisión que no es más que tratar de reeditar el encubrimiento policial que se generó en los comienzos de la causa”.

Bru-Grosso

“Acompañamos a la familia Melmann, este momento más que importante en el que se resuelve si los policías que asesinaron a Natalia van a recuperar la libertad. Algo incomprensible porque si están condenados que cumplan con su condena como corresponde, como cualquier pobre que no tiene un abogado que le esté encima” dijo a Cosecha Roja Rosa Bru, madre de Miguel Bru y titular de la Asociación Civil que lleva el nombre de su hijo. “Ojalá no salgan. Siempre para ellos vale todo. Ellos hablan de los tiempos de la justicia, ellos tienen todos los derechos, derechos que no le dieron a Naty ni a su familia para defenderse”.

El diputado Leo Grosso también estuvo en la puerta del Tribunal de Casación acompañando desde la Campaña Nacional contra la Violencia Institucional. “Pedimos justicia. Que la justicia no intente construir otro capítulo más de impunidad en esta causa que fue tan larga y tan dolorosa para esta familia y para la comunidad de Miramar. Venimos a exigir que los asesinos, los violadores, estos tipos que son unos delincuentes sigan presos y que la justicia no convalide la impunidad que generalmente reina en este país”, dijo a Cosecha Roja. “Son momentos de muchos retrocesos en el país a partir de un gobierno que defiende los intereses de unos pocos entonces algunos sectores se sienten envalentonados.

***

Una Cámara de Casación de la provincia de Buenos Aires aceptó el pedido de revisión de la causa. Nosotros nos enteramos de casualidad, porque estábamos con la investigación del cuarto policía, Ricardo Panadero, que ya fue elevado a juicio oral”, dijo a Cosecha Roja el hermano menor de Natalia, Nahuel Melmann.

Los asesinos de la adolescente ya pasaron por todas las instancias judiciales, hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación que los sentenció culpables. Sin embargo, la abogada de los policías, Patricia Perelló, logró que se aceptara la revisión de la causa

La familia Melmann supo de la situación cuando viajó a Mar del Plata a pedirle al abogado Julio Razona que se hiciera cargo del tema del cuarto policía, ya que es quien mejor conoce la causa.

“Hay varias cuestiones extrañas. Hace mucho tiempo que se está preparando esta revisión. No sabemos por qué Razona no quiso tomar la causa. El adujo problemas familiares pero nosotros creemos que hay algo más”, explicó Nahuel. Finalmente, por consejo de Miriam Medina, la mamá de Sebastián Bordón, la familia será patrocinada por Federico Paruolo. “La abogada va a presentar una serie de testigos que desestimarán las pruebas, no pruebas nuevas. Su objetivo es que los tres policías, condenados a reclusión perpetua por femicidio salgan en libertad el próximo 16 de febrero. Cada nueva cosa que pasa nos hace vivir una pesadilla como familia. La lucha contra la corporación es terrible”.

*

La noche del 3 de febrero de 2001, Natalia estuvo con sus amigas en la disco “Amadeus”. Antes en el bar “La Cantina”. Luego de discutir con su ex novio Maximiliano Maroldt, la adolescente se fue de la disco pasadas las siete de la mañana. Gustavo “El Gallo” Fernández salió tras ella.

Nadie volvió a ver a Natalia hasta el jueves 8.

Una chica que paseaba con sus perros por el vivero de Miramar, descubrió el cadáver tapado con ramas. A la conocer la noticia, Fernández, se fugó pero a la madrugada siguiente fue detenido.

Según la reconstrucción Natalia fue entregada por Fernández a sus asesinos, los tres policías que la golpearon brutalmente y la violaron, para luego asesinarla, dentro de una casa.

Meses más tarde, el Tribunal Oral en lo Criminal 2 de Mar del Plata condenó a los suboficiales Oscar Echenique, Ricardo Suárez y Ricardo Anselmini a reclusión perpetua más la accesoria de reclusión por tiempo indeterminado como coautores de los delitos de privación ilegal de la libertad agravada, abuso sexual agravado y homicidio triplemente calificado por ensañamiento, alevosía y en concurso de dos o más personas . Gustavo Fernández, el único civil enjuiciado, fue condenado a 25 años de reclusión como partícipe necesario del delito de privación ilegal de la libertad agravada pero absuelto de los cargos rde coautor del homicidio de la menor. Cuatro años después, Casación redujo la pena a prisión perpetua, lo que les permitió a los condenados obtener beneficios como salidas laborales o transitorias.

“Mi mamá se encontró a Echenique en el supermercado. Imaginate”, dijo Nahuel.

Gustavo “El Gallo” Fernández, en cambio, hoy está en Libertad. Vive en Miramar y trabaja como albañil. “Lo veo seguido. Sólo nos miramos y nada más”, cuenta.

El sábado a las cinco de la tarde habrá una conferencia de prensa en el Teatro Lolita Torres. A las nueve de la noche, como todos los años, se marchará en memoria de Natalia.


Hoy 16 de febrero, en la ciudad de La Plata, en la Cámara de Casación Penal se realizará la revisión de la causa.
COSECHA ROJA

HOY: 
Protesta en 7 y 56 para pedir "justicia" por Natalia Melmann
Familiares y distintas organizaciones marchan frente a los Tribunales en rechazo a la posiblidad de que los policías que violaron y mataron a la joven en 2001 queden en libertad.

Familiares de Natalia Melmann, la joven que fue violada y asesinada por policías en 2001 en la ciudad de Miramar, realizaban esta mañana una manifestación frente a los tribunales de 7 y 56 en rechazo a la posibilidad de que los policías condenados a prisión por el aberrante episodio queden en libertad.

La protesta que comenzó alrededor de las 9 hs. fue convocada por la familia de Melmann y contaba con el respaldo de la Asociación Miguel Bru y distintas organizaciones sociales, en el marco de una audiencia solicitada por la abogada de los autores que exige la "suspensión de la ejecución" de la pena con el argumentó de que existen pruebas que demuestran la inexistencia de algunos delitos computados en la condena.

El 8 de febrero de 2001, en el bosque Ameghino de Miramar, Gustavo Melmann halló a su hija muerta y con signos de haber sido violada, lo cual al poco tiempo fue comprobado científicamente por los peritajes realizados sobre cuerpo y diversos elementos afectados a la investigación que fueron determinantes para identificar los perfiles genéticos.

Finalmente en el año 2002 la justicia marplatense encontró culpables por estos hechos a los policías Ricardo Anselmini, Oscar Echenique y Ricardo Suárez, quienes ahora solicitan quedar libres.

EL DIA

No hay comentarios :